Capítulo 1. Introducción.

Debido a la falta de recursos online y bibliografía en español, he decidido mezclar idiomas en esta sección. Se trata expresamente de crear una “guía” o manual de instrucciones para aquellos que, como yo, quieran dedicarse al periodismo de viajes y descubran que lo poco que se escribe sobre ello es en inglés, y que la única manera de hacerse con ello es importando de los States.

No tengo autoridad sobre el tema. He de decirlo. Pero sí me parece que algo sé  y tengo ideas y quiero compartirlo 🙂

1. Qué es el periodismo de viajes vs. literatura de viajes

El periodista y el escritor han tenido desde siempre un objetivo común, la escritura, pero dos miradas distintas que no llegan a complementarse del todo. Por eso el periodista que se convierte en escritor, o viceversa, se encuentra a veces en un limbo en el que raramente es aceptado en plenitud. En mi opinión el caso más ilustrativo es el de Ryszard Kapucinski, periodista y escritor (entre otras muchas cosas) cuyo trabajo ha sido varias veces tildado de mezcla de ficción y realidad. Pero es que la memoria es un proceso creativo en sí mismo. No se puede hablar de verdades absolutas cuando se escribe, porque la voz del narrador (que sobre todo en el Travel Writing, como empezaré a llamar a la materia para no decantarme por literatura o periodismo) tiene que ser fuerte, y eso implica haber experimentado en primera persona lo relatado. Pero no queremos construir un diario de viajes donde solo se haga referencia a lo que el narrador-autor ha vivido. Eso no es crónica de viajes ni compone buen periodismo. Hace falta tener detrás de todas las ideas, anécdotas y situaciones posibles un colchón de seguridad que solamente se consigue con información que cubra todas las vertientes posibles, desde su historia más reciente hasta los rituales religiosos más remotos. No todo va a aparecer en el relato, por supuesto, pero el escritor de viajes ha de conocerlo para poder escribir sobre un lugar.

Por eso para mí la escritura de viajes está también un poco en ese limbo en el que se encuentra el escritor-periodista. No es ficción, pero no es periodismo. Hay relato y hay información, y hay vida, e imágenes muy fuertes, y hay intención de llevar al lector al lugar visitado, a lo que el autor experimenta. No hay una frontera visible entre  lo que es una cosa y es otra, solo gradaciones que van desde el “semi-periodismo turístico” (no es mi intención crear publicidad así que no ahondaré en el tema) a los ensayos de viajes e incluso a lo que puede ser el boceto de un libro de viajes. Entre medias hay miles de grises, de tipos de artículos y reportajes que cubren la quasi-totalidad de la curiosidad humana sobre el mundo alrededor. Y los que nos ocupamos de ellos descubriremos pronto otras mil maneras de acercar esa información que es útil para el  viajero – que viaja- y nuestras propias experiencias en el camino, que serán para el lector-viajero -que lee- una fuente de inspiración y quién sabe, quizá también de viaje mental, espiritual. Y para que alguien pueda sentir algo parecido leyendo un relato de viajes, sea cual sea su tipología (que veremos ampliamente más adelante) existe una regla única que se ha de tener en cuenta desde el principio (incluso antes de haber viajado, y de haber planeado el viaje) hasta el momento último de edición y publicación de lo relatado: ¡No lo cuentes, Muéstralo! No hay nada que sea tan importante como este principio básico del que dependen todos los demás, porque en el Travel Writing hay un solo protagonista: el destino (o el viaje en sí, o sus gentes, o la simbiosis que de todo ello nace) y por ello el escritor debe ser el canal a través del cual el lector se traslade desde el origen a lugares lejanos. Y tiene que sentirse allí, notar el picor del sol sobre la piel, el aroma a coco, el tacto de la piedra de los templos, el traqueteo del tren serpenteando.

Según Jennifer Stevens en “The best Job in the World: A quick start guide to becoming a professional travel writer”, solo las siguientes cosas son necesarias para llegar a ser travel writer:

–        El deseo de conseguirlo, de llegar al éxito.

–        Interés en conocer nuevos lugares y personas, de hacer inmersión en culturas desconocidas.

–        La habilidad para saber cómo mostrar  a los demás tus ideas a través de las palabras.

–        La capacidad de observación.

–        La disposición a investigar y encontrar contenido e información en cualquier parte.

–        Tener claras las ideas y aferrarse a ellas. Ser obstinado (opinionated).

Fácil, ¿ no?

Hablaré más de esta  primera y gran regla en el futuro. Por cierto, dispongo del libro de Stevens online si a alguien le interesa. En inglés, of course.

Au revoir!

Marina

Anuncios
Categorías: Curso de Literatura y Periodismo de Viajes | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “Capítulo 1. Introducción.

  1. karlosmundito

    Hola Marina,
    me gusta leer sobre tu punto de vista a través de tu blog. me parecen muy interesantes tus comentarios.Me gustaría poder leer el libro de Jennifer Stevens, tb soy blogero viajero, con otros puntos de vista, pronto comienzo viaje y escritura en mundosinsolitos.blogspot.com
    un saludo y mucha suerte.
    karlos

    • Hola Karlos! Te mando a tu email el libro de Stevens para que le eches un vistazo!Aunque el que me parece mejor (aunque haya que pedirlo a través de Amazon o comprarlo durante un viaje ;), es “Travel Writing. See the world. Sell the story” de L. Peat O’Neil. Seguro que habrá muchos más por ahí que aún no conocemos. He visitado tu blog y es genial. ¿Dónde vas esta vez?
      Saludos
      M.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: