Capítulo 3. Acercarse a la historia.

Cojo el avión y aterrizo en, qué más da, Kuala Lumpur. Quiero escribir una serie de artículos sobre Malasia, pero cuando llego allí me doy cuenta de que no tengo ni idea de por dónde empezar a buscar. ¿Qué ha pasado?

Quizá sea el mayor error de todos, y cada uno de nosotros- viajeros escritores o simplemente viajeros- lo cometemos constantemente en nuestros viajes. Una de las pocas cosas que he aprendido en los cinco años que llevo inmersa en el mundo del periodismo es la grandísima importancia que tiene la información, llegando incluso a ser uno de los mercados económicos más importante del mundo. Pero pasamos por alto su trascendencia, porque es material intangible, e infravaloramos la información cuando es motor y gasolina de la mayoría de tendencias y efectos globales de la actualidad.

Pero volviendo al Travel Writing. Cada vez que nos ponemos en camino hacia algún lugar, llevamos con nosotros una “maleta mental” que debe ir, en contraposición a nuestra maleta física, lo más llena posible de información. La búsqueda de información que se realiza antes de partir es más importante incluso que la que se pueda llevar a cabo en el terreno, no tanto en experiencia, vivencias e información sensorial, como en otros datos relevantes que pueden ahorrarnos muchos paseos innecesarios, cientos de errores comunes, y sobre todo, y lo que me parece más importante, nos dotan de una extraordinaria capacidad para comprender mejor el lugar a donde vamos, su cultura, sus tradiciones, modelos de vida y otro factores estructurales y coyunturales relevantes para nuestro conocimiento del mundo y construcción de la historia. Primero de todo viajamos para conocer, por ello cuantos más datos hayamos acumulado antes de partir, mejor comprensión del lugar tendremos y más fácil nos resultará bucear en una nueva cultura conforme a sus propias reglas.

Una historia sobre viajes, independientemente del grado de subjetividad que el escritor quiera otorgarle, ha de contener siempre un background en el que se plasme la historia, la religión, la cultura o la política de un lugar, pero también se trata de dibujar el ambiente y recrear las sensaciones que produce pisar una tierra desconocida y otra información relativa a datos útiles como horarios, rutas, alojamiento, etc. Es en todos estos datos en los que fundamentamos nuestro relato y a partir del cual podremos continuar profundizando. Es posible que una visita a cualquier lugar resulte muy productiva y de ella puedan obtenerse varias historias, y es en estas primeras averiguaciones donde surgen las ideas primigenias de un buen artículo. Apúntalas. No dejes que la inspiración se marche sin dejar huellas de tinta.

Algunos recursos para la búsqueda de información inicial:

–        Bibliotecas. Es imprescindible conocer la historia del país, sus costumbres, comportamientos sociales, estructuras políticas y religiosas, etc. Incluso lo anecdótico es fuente de ideas futuras. Haz fotocopias de la información más relevante y no tendrás que cargar con peso de más. O bienvenido al mundo e-book.

–        Literatura escrita sobre el lugar, sus alrededores, o de escritores nativos. A través de sus ojos conocerás cómo piensan sus gentes, qué preocupaciones tienen, cómo se relacionan entre ellos. Otras fuentes de información pueden ser el cine, la pintura o la fotografía. Hay que llenarse de formas de ver el mundo.

–        Guías de viaje en papel y online. También personas físicas que se dediquen al negocio turístico y sean expertos en el país que nos interese.

–        Periódicos y portales de noticias locales. Es importante saber qué está pasando, y saber analizar las consecuencias de la situación presente.

–        Mapas y folletos de agencias de turismo oficiales. Personal que trabaje en estos bureaus turísticos.

–        Gente, gente, gente. Da igual si expatriados, viajeros ocasionales, personal de las embajadas, expertos en un determinado temas que tenga relación, gente en foros, etc. Todos pueden ofrecernos un nuevo ángulo desde el que observar nuestros datos y el país en cuestión.

Todo viaje es un prisma con multitud de aristas y lados, y desde cada uno de ellos se ven las cosas de diferente manera. Cuanta más información se tenga, más integral será nuestra visión de un lugar concreto, y más preparados estaremos para transmitir nuestros conocimientos y experiencias a los demás. Este proceso de toma de contacto con la realidad externa es esencial y no se debe pasar nunca por alto. Así, cuando llegues a, qué sé yo, Kuala Lumpur, sabrás desde el primer momento qué estás buscando y donde lo vas a encontrar.

Adeus!

M.

Anuncios
Categorías: Artículos de viajes, Curso de Literatura y Periodismo de Viajes | Etiquetas: , | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “Capítulo 3. Acercarse a la historia.

  1. L.

    Procura que todas tus pertenencias quepan en una maleta.
    Una maleta que siempre puedas llevar contigo, que no deseches recicles ni renueves.
    Evidentemente no se trata de pertenencias físicas, sino de aquellas que siempre te guiarán a la hora de emprender un viaje o simplemente un proyecto a cualquier otra parte. Seguridad, valor y compañía. Elementos indispensables e impredecibles en algunas ocasiones. Tú eres el mayor portador de esa seguridad, quizás por eso te define ese valor a la hora de emprender un proyecto. La compañía no es tan indispensable pero sí el hecho de elegirla o no. Ya tienes la composición de la maleta en el esquema del mundo,ahora cierra los ojos un segundo, que te llevo a un lugar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: