Capítulo 4: Ser o no Ser

Bruce Chatwin. Paul Theroux. Ryszard Kapucinski. Javier Reverte. Rebecca West. Mary Kingsley. Paul Bowles. Son solo algunos de los protagonistas de la literatura de viajes de los últimos tiempos. Por no nombrar a Marco Polo, ni a Cristóbal Colón, ni a Herodoto, quizá más cercanos a la pura crónica de viajes que a la literatura. Pero lo que todos tienen en común es que sus historias no proceden de la fantasía de noches sin dormir, si no de la pura experiencia. Son ellos los protagonistas de los viajes que les llevaron alrededor de la Tierra cuando decidieron reinventarse a sí mismos y ponerse a viajar. Suena sencillo. Ponerse a viajar. Pero, ¿lo es?

Por qué no.

Ya hemos visto algunas características que componen el género de viajes, algunas de ellas, como el ¡Muéstralo!, imprescindibles, otras opcionales. Escribir no es una ciencia exacta, y el mundo, en toda su amplitud, lo es menos. Así que bienvenidas sean nuevas ideas, razonamientos y debates. Pero de momento, hablemos de los Protagonistas.

Como ya hemos dicho, todos aquellos autores viajeros comparten algo único y es que sus vivencias, y su manera de darlas a conocer son únicas. Nadie más que ellos han sentido en su piel el aire del desierto, ni se han subido al tren que cruza la Patagonia, de pueblo en pueblo a través de la selva, ni ha presenciado guerras y huracanes. Es por ello que nadie más que ellos pueden relatar lo visto, oído, notado. Solo a través de sus propias palabras conocemos lo que paso a paso fueron experimentando en sus periplos vitales, hasta dónde llegaron y qué hubieron de sufrir por el camino, y lo recibimos de segunda mano, ya sea a través de sus voces o se sus alter ego, en los que a veces se deposita el camino para ser recorrido otra vez.

Una puerta ciertamente especial en un pueblito cerca de Brighton

LA VOZ DEL ESCRITOR

Quizá la cosa más importante de todo relato de viajes sea que el autor tenga una voz fuerte y clara, bien definida, a través de la cual canalice sus experiencias, opiniones, reseñas e ideas. Para conseguir esta voz, este grito, no un susurro, los escritores con frecuencia acudimos al pronombre personal YO. Pero ¡ah!: por fin llega la discordia. ¿Puede aceptar el periodismo, como tal, en su concepción clásica del género, una constante reiteración dela Primera Persona, en detrimento de nuestro querido y neutral ÉL (ella, ellos, ellas, ello)? Parece que por fin nos toca definir a qué nos enfrentamos, no podíamos vadear este problema siempre  🙂

El género periodístico de viajes  no es nuevo, pero empieza a surgir como tal en estas últimas décadas, evidentemente auspiciado por el instinto globalizador del mundo moderno que ha derribado las fronteras físicas y también las mentales. Prueba de ello es, por ejemplo, el Master de Periodismo de Viajes de la UAB, que ha presentado este año su primera edición, y otros Congresos y Encuentros de Viajeros. Todos nos movemos. Y muchos queremos contarlo. Y por ello la siempre finísima línea entre literatura y periodismo cada vez se difumina más. Ya todo es periodismo, o nada es periodismo.

Pero e lo que vamos a hablar es de los protagonistas, o quién lidera la expedición. Y, dependiendo de si tratamos de hacer periodismo (en su concepción tradicional y “objetiva”) o de hacer literatura, tendremos que prestar atención a diferentes maneras de presentar los hechos.

Como explica Louise Peat O’Neil, en su libro Travel Writing. See the World. Sell the Store (ya se nota que es un libro que me encanta), el autor debe estar dentro del relato, pero debe ser el lugar y lo que en él habita los protagonistas verdaderos. Es por ello que muchas de las publicaciones “serias” que contempla el género de viajes (mi favorita es VIAJES, de National Geographic) normalmente lo que hacen no es sino ofrecer espacios, paseos, rutas e información donde el periodista sólo lleva la voz para señalar esto o aquello, más que para dejar entrar a los demás en su mundo. Pero el periodismo convencional ha muerto, estamos todos de acuerdo, ¿no es cierto? Con la llegada del 2.0 y el 3.0 perfilándose claramente, el periodismo de viajes ha dejado de tener sentido como tal. Solo las empresas turísticas requieren nuestros servicios.

¿Qué aporta la 3º persona a un relato de viajes (como también el uso del pronombre SE)?

–        Neutralidad. El autor se sale fuera del relato para contarlo en clave de “todos los demás”, se aliena de su propia historia.

–        Más info: dónde en primera persona cabe una opinión, en tercera cabe un dato, o dos, o tres más. De ahí su utilidad para el área publicitaria y de patrocinio.

–        Impersonalidad.

–        Algo parecido a la objetividad (oops!)

Del mismo modo, el pronombre TÚ se utiliza con frecuencia en el periodismo de viajes gracias a la cercanía de la que es capaz de dotar al texto. Para textos neutros, en los que yo no debo existir más que como ritmo y tono, me parece el más útil. ¿Por qué?

–        Inmensa capacidad para motivar al lector a la acción. Insta al movimiento.

–        Se dirige directamente al público, sin intermediarios.

–        Crea un diálogo entre autor (experto, referencia) y lector (en busca de conocimiento)

Autorretrato de otoño

Por otro lado, la 1º persona es el fiel colega de la literatura de viajes. Sin ella no puede existir, los protagonistas se convierten en meros personajes de ficción, pierden toda credibilidad. Con la primera persona el autor se sitúa frente al espectador. Le dice directamente qué piensa y siente, qué le pasa, qué echa de menos, qué ve e interpreta, cómo lo aprende. Es a través de sí mismo como se comparte el viaje, interno y externo, y cómo se logra la identificación absoluta con “el que vive”. Si algo me apasiona de las novelas, de la ficción, es que nos dotan de la capacidad de ser otra persona, de vivir sus vidas, y todo ello con todas las decisiones tomadas de antemano. La literatura de viajes es exactamente igual: nos transporta sin transportarnos, nos mueve sin movernos, nos hace ver sin ver y sentir sin realmente sentir. ¿Alguien conoce al Duque des Esseintes? Era un personaje literario que prefería viajar desde su quinta perfecta en la campiña francesa, a través de los escritos de otros, y la observación de mapas e ilustraciones. Si él lo conseguía, aunque su postura fuera quizá algo radical, ¿por qué no disfrutarlo nosotros también? Viajar es un estado mental. Y a través de las palabras de otros podemos llevarlo a cabo.

¿Qué aporta la 1º Persona?

–        Credibilidad absoluta. No hablo de las experiencias de otros, sino de las mías propias que he vivido y sobre las cuales tengo total certeza y autoridad.

–        Sensibilidad y pasión por lo que se habla.

–        Herramientas para convencer al lector a través de las opiniones propias.

–        Y sobre todo libertad total para hablar de lo que se quiera, porque cada palabra es atribuida a uno mismo y a éste pertenece toda responsabilidad sobre lo que se dice, sobre toda digresión posible, recuerdos que se insertan, etc.

Quizá es aquí donde podamos dividir por primera vez, en esta disección de lo que es la literatura y el periodismo de viajes, sus dos caminos. Imaginemos dos ríos, que corren paralelos por el bosque, y que a veces se juntan, se cruzan y diluyen uno en el otro para separarse otra vez, llenándose de diferentes materias pero al fin y al cabo, compartiendo un elemento común, o todos ellos: el viaje, el agua, todos los animales que lo habitan en su sombra y en su orilla.

Así me imagino yo ambos conceptos, literatura y periodismo cuando hablamos de viajar. Inseparables. Pero son sus pequeños detalles los que los hacen diferentes.

Totsiens!

M.

Anuncios
Categorías: Curso de Literatura y Periodismo de Viajes | Etiquetas: , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: